De “El Brujo” Willie Horton a los “Dioses del Béisbol” de “El Almirante” Carlos García

Cuando Horton jugó y dirigió a Magallanes, no había nacido para entonces, lo que conozco lo sé gracias a mi padre y un tío que me contaron al respecto y por lo que he leído desde que me dedico al periodismo deportivo (2007), y eso junto con la forma de  “managear” que ha mostrado particularmente en la 2014-2015 “El Almirante”, me han llevado a asociar sus estilos de conducir y recopilar el siguiente texto:

A la hora de enumerar las glorias que han pasado por los Navegantes del Magallanes, se hace imposible para sus seguidores no incluir en sus recuerdos al “Brujo” Willie Horton, quien se uniformó con la camiseta turca en las temporadas 1978-79 y 1979-80. Y que escribir de “El Almirante” Carlos García luego de llevar al equipo a la obtención del título en la justa anterior, en una campaña en la cual asumió el mando al comienzo del round robin para guiar al elenco a su segundo campeonato consecutivo y el duodécimo en la historia de la franquicia. Con su calidad y entrega en el campo fue pieza fundamental del campeonato obtenido por Magallanes en la justa 93-94 para acabar con una sequía de 15 años sin títulos para la franquicia. Fue bautizado como “El Almirante” gracias a su liderazgo y jerarquía que demostró cada vez que defendió los colores de la divisa, ganándose un lugar entre los más queridos y recordados jugadores en la historia de la divisa.

Magallanes que venía de quedar último en la temporada 1977-78, contrató a Horton para el rol de bateador designado. Y a García como mánager para la 2009-2010, después de quedar eliminado consecutivamente en la 07-08 y 2008-2009.

El equipo no conseguía la ruta ganadora, ocasionando así la dimisión de Ocatvio “Cookie” Rojas. En aquel momento, la directiva del club le otorgó las riendas del Magallanes al veterano Horton, para que este se hiciera cargo de la conducción del equipo, iniciando una recuperación asombrosa que hizo posible que el equipo pasara, de un viaje, del último al primer puesto, al obtener una seguidilla de  triunfos bajo la dirección del “Brujo” Horton.

Muchos fanáticos y comentaristas del béisbol objetaban la manera de dirigir de Horton, al igual que hacen con la de García. Cosas como los dobles robos, tocar con el cuarto bate, poner a un novato como Rafael Cariel de emergente por el propio Horton, y otras muchas “locuras” eran habituales en el repertorio del nuevo manager. Lo inexplicable para todos era que no importaba lo que hiciera, todo siempre, o casi siempre, le salía bien, como a “El Almirante” desde que dirige a los Navegantes.

De allí el apodo del “Brujo”, porque verdaderamente hizo magia con aquel equipo.

“El Brujo” Willie Horton sustituyó al manager Ocatvio “Cookie” Rojas a mediados de la temporada 1978-1979, conduciendo desde entonces al Magallanes hasta la conquista de su sexta corona en la pelota rentada criolla y su segundo título en Serie del Caribe. Al año siguiente, Horton volvió como manager de la novena valenciana, pero fracasó rotundamente.

Inexperto y polémico manager Willie Horton, a quien los periodistas bautizaron como “El Brujo”, por su particular estilo de dirigir totalmente apartado del famoso e imaginario librito, aquel que ha acompañado al béisbol desde sus orígenes y que pretende decir que se debe hacer en cada situación del juego. Horton se convirtió en esa campaña en apenas el segundo manager que condujo a un equipo venezolano hasta la victoria en el clásico caribeño.

Desde el mismo momento en que el bateador designado (Horton) asumió el mando (6 de diciembre 1978), Magallanes comenzó a cambiar su rostro, no sólo en el campo de juego sino en su estructura interna, como con García desde la 2009-2010

Basándose en la confianza que le brindaba a cada uno de los miembros de su róster y poniendo en práctica estrategias que contrariaban la más elemental de las lógicas, lo que le hizo merecedor de ácidas críticas y el remoquete de “El Brujo” por los increíbles resultados obtenidos, como lo ha hecho, recibido y logrado en la 2014-2015 “El Almirante”.

“Con los 16 años que tengo en el béisbol, puedo dirigir”, cuentan que le dijo Horton a la directiva valenciana en una reunión después de la salida de Rojas. “Ante la renuncia de Cookie tenía que ayudar al club. Por eso acepté y sólo pedí la cooperación de coaches y jugadores por igual. Aprendí el béisbol de Charlie Dressen y para él lo más importante era que los peloteros se mantuvieran unidos”.

Rápidamente los Navegantes abandonaron su difícil situación y en medio de un extraordinario balance de 21 ganados y 9 perdidos desde que Horton tomó las riendas, concluyeron en el primer lugar y se convirtieron en la escuadra más temida del circuito. Como lo hizo García en la 09-10 y en especial en la postemporada 2013-2014.

El buque sacó a relucir una característica que le acompañó desde el instante en que Horton tomó el control del timón: la capacidad para venir de atrás y borrar cualquier tipo de desventaja. Como lo ha mostrado con “El Almirante” como aquella inolvidable ante las Águilas del Zulia en el round robin de la 2011-2012.

 https://www.youtube.com/watch?v=UA1MgCp8sLk

Uno de sus consentidos: el criollo Rafael Cariel. Lo que en el papel parecía ser un exabrupto, en el terreno se había traducido en excelentes resultados para el elenco, ya que en varias ocasiones Horton en la mayoría con Cariel se encargó de hacerlo lucir como un genio. O mejor dicho, como un brujo. Lo que hace recordar a Luis Landaeta y Erold Andrus entre la 2009-2010 y 11-12 y más recientemente a José Briceño bajo la conducción de García.

Otros de los aspectos que le caracterizó como estratega, Horton había comenzado a regodearse dándole la oportunidad de jugar a varios de sus peloteros jóvenes, muchos de los cuales quizás nunca imaginaron que vivirían la experiencia de salir al terreno en el partido que selló el campeonato para el Magallanes de la 78-79.

Con Johnny González en la receptoría, Nelson Paiva en la antesala, René Nieto en el campocorto y Roger Polanco en la intermedia como cuatro de los actores que no estaban en el libreto, coronó una de las más espectaculares campañas en la historia de la franquicia y le dio al Magallanes su sexto gallardete dentro de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Entre tanto que “El Almirante” influyó bastante como jugador en el séptimo de los “Turcos” en la 1993-994, precisamente el siguiente después del obtenido por Horton y como manager le dio a los “Eléctricos” el décimo segundo.

Lo que se asocia a lo hecho por García con Orángel Arenas, Nick Benedetto, José Briceño, Oswald Caraballo, Yender Caramo, Ezequiel Carrera, Luis Domoromo, Greyfer Eregua, José Flores, Gabriel García, Reinaldo López, Alberth y Francisco Martínez, Darwin Pérez, Eduard Pinto, Carlos Quevedo, Keivi Rojas, José Rondón, Jesús Sánchez y Larry Suárez entre otros.

Pese a los resultados obtenidos (Serie del Caribe 1979), el mánager Horton se empeñó en darle su toque particular al juego, presentando un line up diferente a los utilizados en los cincos cotejos anteriores. Los cambios iban desde la inclusión por primera vez en la serie de Oswaldo Blanco como abridor y, de paso, como tercer toletero; el ascenso de Jerry White del sexto al segundo puesto; hasta la colocación del inseguro fildeador Mitchell Page en la pradera izquierda.

Cuentan que antes de dar con la definitiva, fueron seis las alineaciones que sacó de su bola de cristal el inolvidable “Brujo”, quien en una de ellas se había colocado como rightfielder, pese a que en la temporada nunca abandonó su rol de bateador designado.

Las críticas no se hicieron esperar, pero las carreras tampoco. Algo parecido a “El Almirante” con las alineaciones y en especial por colocar a Carrera como quinto y/o sexto en el orden al bate y a Frank Díaz de noveno por ejemplo.

El excéntrico mánager-jugador Willie Horton, quien con sus alocadas pero efectivas decisiones desde la popa se había convertido en una especie de leyenda magallanera al llevar a los Navegantes a una espectacular recuperación que terminó con la conquista del título venezolano.

La felicidad del trono caribeño hizo olvidar todas las desavenencias y los roces creados entre Horton y la directiva, y está decidió repetir al cuestionado mánager-jugador.

El propio piloto fue el encargado de buscar la importación y por allí se presentó el segundo factor para que los turcos pasaran de la cima a la sima.

Los Navegantes terminaron con un pobre récord de 2 y 48, a 24 juegos y medio del primer lugar en una temporada que, contradictoriamente, terminó muy temprano para los aficionados.

En medio de la tormentosa actuación, Horton pasó de héroe a villano y fue cesanteado.

“Mi trabajo con el Magallanes apenas comenzaba”, se quejó Horton tras su despido. “Tenía un gran plan para desarrollar peloteros. Para darle a Magallanes un buen número de peloteros criollos”.

“La gente del Magallanes interfirió demasiado en la preparación del club”, apuntó el frustrado estratega. “No me dejaron hacer lo que quería. Vetaron a muchos de los importados que deseaba llevar. Y ya vieron los resultados. Un desastre”.

Quizás si la gerencia magallanera hubiese dejado a Horton desarrollar el supuesto gran plan que tenía para desarrollar peloteros y darle a Magallanes un buen número de peloteros criollos, la pesadilla que representaron los años 80 para el equipo no hubiese pasado y tal vez Carlos García hubiese coincidido con “El Brujo” desde la 1986-87 cuando fue firmado por Magallanes pero como dicen “lo que va a pasar va pasar” y eso nunca se sabrá. Lo que si se podría saber es si “El Almirante” recuerda a Horton como jugador y mánager y si se inspira en su estilo para dirigir.

Si bien García, nos manifestó en una entrevista que “Hasta que la directiva decida, buscaré hacer el mejor trabajo posible con el equipo que armemos” en referencia si ve muchos años “managenado” a Magallanes. Se debe recordar que antes de comenzar la campaña 1998-99, fue dejado en libertad y tal vez salió molesto y hasta peleado con la directiva, que si bien es otra a la de hoy en día, de la cual goza de máxima confianza, se espera no tenga el mismo fin que como la de jugador, ni tampoco como la de “El Brujo”, por más natural que es el desgaste de las relaciones con el paso del tiempo, independientemente del éxito que ha tenido “El Almirante” como mánager de la nave turca.

Fuentes:

  • DESDE EL STADIUM CON MAGALLANES EN EL TIEMPO.
  • NAVEGANTES DEL MAGALLANES GUÍA DE MEDIOS 2014-2015.
  • Magallanes El Álbum.
  • Navegantes del Magallanes La Travesía 2da. Edición. Emil Bracho / Giner García.
  • com.
  • TODO lo que usted debe saber sobre Magallanes.
  • GUIA DEL Magallanes 94-95.
  • Guía de medios 2007 / 2008 Navegantes del Magallanes.

Fotomagallanesmania.blogspot.com